¿Es el FOMO una oportunidad o un problema?

Mientras converso con un cliente suena su teléfono, rápidamente deja de observarme para fijar su mirada en la pantalla y acto seguido interrumpe mi voz diciendo:

-Espera, dame 1 minuto…

Interrupción que toma alrededor de 5 minutos tras los cuales:

-Disculpame, que pena contigo, en que íbamos?

Como esta situación, existen decenas de casos similares donde podemos ser protagonistas y testigos de como la atención se dispersa dando mayor importancia a las notificaciones de un smartphone.

Accidentes de tránsito que no deberían ocurrir, interrupción de conferencias, disminución en la interacción real con nuestros amigos y problemas de comunicación en nuestros hogares como consecuencia del deseo de no perdernos nada de lo que está ocurriendo.

No es un tema de adolescentes, aunque sean ellos quienes se están comunicando más por texto que mediante la voz. También es una patología que se observaba décadas atrás.

Cuando era niño observaba a muchos adultos en el parque o plaza central de mi ciudad leyendo el periódico cada día sin falta. Siempre me pregunté si era un vicio para “matar el tiempo” o quizás el deseo acérrimo de “estar informado”.

Hoy el escenario ha cambiado de formato y ya no tenemos que adquirir un periódico impreso o ver las noticias en la TV porque todo está ahí en nuestro dispositivo móvil.

Quienes defienden la productividad hablan de la conveniencia de apagar las notificaciones de aplicaciones como WhatsApp. Sin embargo su llegada a la arena digital ha significado el nacimiento de nuevas oportunidades para los negocios.

La atención es el trofeo para las marcas y para todo aquel que usa los canales digitales para transmitir su mensaje. Gracias a la “sed” de novedad o al deseo por lo que es tendencia es que hoy podemos despertar en nuestros clientes un deseo inmediato por comprar, por hacer parte de una comunidad o por parecerse a ese influencer que todo el día comparte su vida en Tik Tok.

Facebook trata de enmendar su propósito real de hacer que pasemos más tiempo en su ecosistema con la posibilidad de conocer el tiempo que pasamos en la app, pero la realidad es que a la vez recomienda un conjunto de acciones que se alinean con su objetivo principal. (Ver imagen)

Tenemos mucho que aprender acerca de nuestra relación con la tecnología, trabajar en equilibrar esa necesidad de gratificación que sucede en nuestro cerebro cuando recibimos los anhelados Likes en las publicaciones o programar rutinas para revisar la cantidad abrumadora de correos electrónicos que cada día ocupan más horas de nuestro tiempo.

Entre más revisamos Facebook, Facebook es más feliz. A mayor número de horas que pasemos en su plataforma, más oportunidad de mostrarnos anuncios de millones de anunciantes.

Trato de ser ecuánime con las líneas que escribo. No se ve bien que alguien que utiliza a diario su plataforma de generación de demanda plantee la necesidad de prestar atención al problema pero al mismo tiempo hable de oportunidad.

¿Crees que el temor a perderse de algo (FOMO), representa una oportunidad real que tu negocio puede aprovechar?

Publicado por primera vez en https://rodolfobuitrago.com

--

--

--

Consultor, Facilitador, Máster en Digital Business Management. SeminariosOnline®

Love podcasts or audiobooks? Learn on the go with our new app.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store
Rodolfo Buitrago

Rodolfo Buitrago

Consultor, Facilitador, Máster en Digital Business Management. SeminariosOnline®

More from Medium

Throwback Diaries: Day 1 in the Corps

Nigerian National Youth Corps members raising hats in a march parade

Match 1: CSK v KKR Preview

Reading Response #2

Workquest